06/02/2015 - A PROPÓSITO DE LA SUSPENSIÓN DEL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE VALDEMORO Y DE LA CESIÓN DEL PARQUE DE BOMBEROS A LA COMUNIDAD DE MADRID.


El miércoles 4 de febrero ha tenido lugar un pleno extraordinario y urgente en el Ayuntamiento de Valdemoro, con el objeto de aprobar la cesión de las instalaciones del Parque de Bomberos a la Comunidad de Madrid.

Lo primero que no se entiende es la oportunidad de tratar este asunto en un pleno urgente, cuando ya son casi cuatro años los que lleva construido (e inaugurado, pero cerrado) el referido Parque de Bomberos. Urgencia incomprensible si tenemos en cuenta, además, que la diferencia entre un pleno urgente y uno no urgente (como algún concejal de la oposición ha señalado) es de 24 horas en cuanto al plazo de convocatoria.

No queda sino pensar que la urgencia se decide con el propósito de hurtar a los concejales de la oposición, y al resto de los vecinos, toda información relevante sobre el modo en que tal cesión se va a realizar, y en las consecuencias de la misma. Al no ser preceptiva la convocatoria de una Comisión Informativa previa, que permita conocer dicha información, el uso de esta vía nos hace suponer que tales condiciones podrían alterar aún más los ánimos de la ciudadanía.

Porque, tal cesión, ha de traer consigo unos costes de puesta en marcha y mantenimiento de las instalaciones que, dada la conocida mala situación financiera del Ayuntamiento, han de contribuir a empeorar de dicha situación, o de los servicios, pocos, que actualmente gestiona el Ayuntamiento.

Por otra parte, según Bomberos de la Comunidad, la apertura de nuestro Parque parece que implicará el cierre de otros parques en otras localidades, lo que, como ciudadanos de la Comunidad de Madrid, no debemos admitir.

Tampoco es fácil entender, por qué razón el Alcalde ha decidido la suspensión del Pleno. Nos dice que quiere que la oposición pueda tener acceso a toda la información a través de una Comisión Informativa. Entonces ¿Por qué ha convocado un Pleno extraordinario y urgente sin esa Comisión previa, que no es preceptiva, pero tampoco está prohibida? ¿Le ha dado esta mañana un ataque de transparencia? ¿No tenía noticia de la convocatoria, o de las condiciones en que se había hecho? No hay respuesta que, desde luego, le deje en buen lugar.

Tendremos, por tanto, que esperar a la citada Comisión Informativa y a las informaciones que de ella nos quieran facilitar nuestros representantes en la misma, para conocer las condiciones de la cesión prevista, que nos permita poder evaluar sus consecuencias y tomar una postura al respecto, en defensa de los intereses de todos los vecinos de Valdemoro.